RC Médica: ¿De qué delito puede ser penalmente responsable mi clínica?

Responsabilidad Civil MédicaEn la nueva reforma del Código Penal, operada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, que entró en vigor en julio del pasado año, se delimitó con mayor precisión, la regulación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, introducida en nuestro ordenamiento por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio.

Esta reforma no debe pasar por alto ya que cada vez en mayor medida se ejerce la profesión médica a través de diferentes formulas asociativas o societarias.

En este primer artículo, vamos a abordar como afecta la reforma del Código Penal a la responsabilidad de nuestra sociedad y en el siguiente propondremos formulas para adoptar un Sistemas de Corporate Compliance.

Cuando nos referimos a persona jurídica, nos referimos a las diferentes formas societarias, sociedades mercantiles, civiles, o entes de naturaleza asociativa privada, como los Colegios profesionales.

Según el artículo 31 bis del Código Penal las personas jurídicas serán penalmente responsable:

1) De los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, por los representantes legales (administradores) y  también por los cometidos por quienes están autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica u ostentan facultades de control y organización dentro de la misma (gerentes).

2) De los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales por cuenta de las mismas, por sus dependientes ( laborales o autónomos) cuando existe una infracción grave del deber de supervisión, vigilancia o control sobre los mismos.

Como vemos la cuestión no es baladí, pues la sociedad puede ser penalmente responsable no solo por los delitos cometidos por los administradores, consejeros delegados, gerentes, sino también por los delitos cometidos por sus propios trabajadores.

Los delitos de los que pueden ser penalmente responsable las personas jurídicas están contemplados en el Código Penal, no se trata de un númerus apertus, sino de unos concretos delitos que expresamente señala el Código.

De éstos y que puedan afectar al ámbito del ejercicio profesional de las sociedades que ejercen actividades sanitarias, podemos referir a título de ejemplo y sin ánimo de exhaustividad, los siguientes:

  • Art.156.bis 3) Tráfico ilegal de órganos humanos.
  • Art.197. Descubrimiento o Revelación de Secretos. (Pensemos en un empleado que modifique una historia clínica en perjuicio de tercero, o revele los datos de la historia clínica).
  • Art.264. Daños Informáticos. (Por ejemplo un empleado que dañara, alterara o deteriorase datos informáticos, o documentos electrónicos, como una TAC).
  • Art.278. Apoderamiento de datos o secretos de empressas
  • Art. 282. Publicidad Engañosa
  • Art. 361. Expedición o suministro de medicamentos deteriorados

Y aun cuando no tengan relación con el objeto de la sociedad médica también podría afectar, el delito de tráfico de influencias, la sustracción de bienes o dinero de clientes o proveedores, la entrega o aceptación de regalos a titulo personal para favorecer terceros, el acoso sexual, la discriminación laboral, o el mobbing.

¿Cómo evitar esta responsabilidad?

Para el caso de que el delito fuera cometido por dependientes o trabajadores:

La sociedad quedará exenta de responsabilidad penal si antes de la comisión del delito, ha adoptado y ejecutado eficazmente un modelo de organización y gestión que resulte adecuado para prevenir delitos de la naturaleza del que fue cometido o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión.

Si el delito fuere cometido por los administradores o  representantes legales:

Además de lo anterior, será necesario que el  autor haya cometido el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de organización y prevención; que la supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención, sea confiado a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y control, y no se haya producido una omisión o ejercicio insuficiente de las funciones de supervisión, vigilancia y control del órgano anterior.

Estos mecanismos de control interno que debe adoptar la empresa para detectar y prevenir conductas delictivas se conocen como Sistemas de Corporate Compliance, y lo desarrolla el Código Penal en el apartado 5º del artículo 31 bis

Santiago Pedro Campo
Letrado Jefe
Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Sevilla

Deja un comentario

Domicilio Social

C/ Progreso 7, 41013 Sevilla. España
Tfno: (+34) 954 233 254
Fax: (+34) 954 233 460