De vacaciones, pero seguro.

Dependiendo de cuál sea nuestro destino, playa, montaña, circuito urbano… preparamos el equipaje con todo lo necesario para que las vacaciones sean un éxito pero, ¿estás preparado para afrontar un imprevisto durante el viaje o en los días previos? El contar con un buen seguro de viaje que cubra cualquier incidencia puede ser la diferencia entre que este imprevisto solo sea una anécdota más o que por el contrario conviertan nuestras ansiadas vacaciones en un verdadero calvario.

¿Qué son y cómo funcionan los seguros de viajes?

En el ramo de los seguros de viajes existen numerosas modalidades en función a las coberturas que ofrecen. La elección del adecuado va a depender básicamente del objeto de nuestras vacaciones, del destino por el que hayamos optado, si viajamos solo o en familia… pero la mejor opción para no equivocarnos y evitar sorpresas desagradables es dejarte aconsejar por tu corredor de seguros.

Entre las diferentes modalidades que existen en los seguros de viajes hay tres que son las más habituales

Básicos. Es la modalidad más extendida destinada a cubrir gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización por enfermedad o accidente que nos sobrevenga durante el viaje. Es habitual que estos seguros cuenten también entre sus coberturas el desplazamiento de un familiar por hospitalización del asegurado, los gastos de estancia de un familiar en el extranjero, prolongación de estancia del asegurado en hotel por prescripción médica o el regreso anticipado por fallecimiento o hospitalización de un familiar entre otras.

Cancelación de viaje. Los seguros de anulación permiten recuperar el importe de la reserva si por algún motivo el viaje no se puede realizar o se ve interrumpido. Los supuestos pueden ser muy variados: robo de documentación necesaria para el viaje, enfermedad o fallecimiento de un familiar, incorporación a nuevo puesto de trabajo de forma inmediata, citación judicial, pérdida del empleo…

Aventureros. Los viajes deportivos y de aventura como esquí, escalada, descenso de cañones, paracaidismo, buceo, rafting, espeleología, etc, requieren seguros especiales con coberturas ampliadas que garantizan los gastos de socorro y rescate, indemnizaciones por pérdida o daño del equipo, reembolso de gastos… En estos casos y debido a la gran cantidad de especificaciones de las pólizas se hace imprescindible contar con el asesoramiento de un profesional que nos aconseje de la mejor modalidad en función del deporte concreto que practicaremos.

.

Deja un comentario

Domicilio Social

C/ Progreso 7, 41013 Sevilla. España
Tfno: (+34) 954 233 254
Fax: (+34) 954 233 460